1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

En la actualidad, España es el único país europeo que divide su sistema de copago de medicamentos entre trabajadores y pensionistas, beneficiando a este último colectivo. Mientras que nuestros vecinos europeos únicamente tienen en cuenta la renta y las situaciones médicas especiales para establecer los niveles de pago o en su caso la exclusión de dichas tasas, los pensionistas españoles tienen el copago más bajo, únicamente por su naturaleza de jubilados. La única excepción a este respecto la encontramos en Portugal y Grecia, que a diferencia del resto de Europa, tienen establecido un tipo reducido para los pensionistas por debajo de un tramo de renta.

Analizando la situación del sistema de copago en Europa nos encontramos que, Francia excluye del copago a los enfermos crónicos, a los que sufren accidentes laborales, a los beneficiarios de pensiones de invalidez y a las personas cuyos recursos son limitados. En el caso de Alemania, sólo las rentas bajas, los desempleados de larga duración y los niños con edad límite de 18 años tienen un copago de tipo reducido. En Italia el copago es del 100% excepto los medicamentos esenciales y de alta efectividad que tienen la condición de gratuitos, y en el Reino Unido, las familias de renta baja, los retirados de guerra, las embarazadas y posparturientas, los menores de 16 años y los mayores de 60 años tienen los medicamentos gratis.

Sistema de copago de medicamentos en la UE

COPAGO EUROPA

Existen casos especiales en Europa como:

  • Alemania: pagan el 10% por receta con un mínimo de 5 euros y un máximo de 10 euros
  • Austria: pagan 3,15 euros por receta con un tope anual del 2% de los ingresos
  • Dinamarca: copago de hasta 500 euros anuales
  • Escocia, Gales e Irlanda (Norte): no tienen copago farmacéutico
  • Finlandia: pagan 3 euros por receta con un límite de 627 euros anuales
  • Francia: copago fijo de 0,5 euros por receta más una tasa variable
  • Inglaterra: copago de 9,12 euros por medicamento

Todos los países europeos analizadas tienen establecido un límite de gasto para limitar el copago sanitario en base a niveles de renta, pero sólo en España se limita a los pensionistas por la única condición de serlo. Los jubilados españoles tenían gratis todas las medicinas, hasta la reforma de 2012 mediante la que se instauró la exención de pago a las pensiones mínimas o no contributivas, dividiendo al resto en tres grupos:

  • Hasta los 18.000€: pagan el 10% con un tope de ocho euros mensual
  • De 18.001€ a 100.000€: pagan el 10% y un tope de 18 euros mensual
  • Mayor de 100.000€: pagan el 60% con un tope de 60 euros mensual

Ahora la Ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, anunció su intención de reformar el sistema de copago actual y estudiar la posibilidad de incluir más tramos entre los 18.000€ y los 100.000€, “de 18.001 euros a 100.000 hay una diferencia y, por tanto, como no queremos crear barrera en el acceso a los medicamentos estoy dispuesta a estudiarlo”, expresó en una entrevista para TVE. Además aseguró que antes de llevar a cabo cualquier cambio se pondrá en marcha un informe realizado por expertos del Ministerio y expertos externos al ministerio, asesorados por el Consejo Asesor. Además hay que señalar que el Ministro de Economía, Luis de Guindos, salió al paso para decir que esta reforma “no está en la agenda del Gobierno”.

Las farmacias españolas experimentan un incremento en el número de recetas facturadas

recetas facturadas SNS (Enero-Noviembre)

Según los últimos datos recogidos por el Ministerio de Sanidad, las farmacias españolas han facturado desde enero a noviembre del pasado 2016 un total de 825 millones de recetas lo que ha supuesto un coste al Estado de 9.069 millones de euros, un incremento de aproximadamente el 2% con respecto al año anterior. Las comunidades autónomas que más recetas de medicamentos han facturado al Sistema Nacional de Salud en este último año han sido Andalucía (154.915.966) seguida de Cataluña (124.370.415), Madrid (94.930.368) y Comunidad Valenciana (94.851.334). Unas cifras que parecen difíciles reducir ya que son similares a las del comienzo del sistema de copago en 2012 (se han reducido un 2,6%). Hasta entonces, el consumo de fármacos emitidos por los médicos con cargo a la Seguridad Social no hizo más que aumentar desde 2003 a un ritmo de aproximadamente de 30 millones de recetas por año. En esta fecha se expidieron un total de 706 millones de recetas con un montante total de 8.941 millones de euros, 13 años después (2016) fueron 882 millones de prescripciones públicas las que se gestionaron en las farmacias y le costaron al Estado 9.535 millones. Hay que apuntar que 2011 marca un punto de inflexión ya que el crecimiento se hizo más pausado, y las boticas acusaron dicha bajada.

Además desde hace 10 años, aspectos como el envejecimiento poblacional ha motivado dicho crecimiento a pesar del Copago, la crisis, el “medicamentazo”, que entró en vigor el 1 de agosto del 2012 quedando excluidas 465 medicinas de la financiación del Sistema Nacional de Salud, y la ley de dependencia.

Galicia gestiona cerca de 60 millones de recetas al año desde el inicio del Copago

recetas facturadas SNS (Enero-Noviembre) GALICIA

Las farmacias gallegas facturan al Sistema Nacional de Salud cerca de 60 millones de recetas al año desde el inicio del copago, una diferencia del 2,7% respecto a la factura del 2012. Esta diferencia se entiende por la participación del pensionista en el precio y porque ha bajado el valor de cada receta. Hace 13 años, el coste medio de cada visita al médico superaba los 14 euros para el usuario en Galicia, hoy ni siquiera llega a los 11 euros. Es decir, se consumen medicamentos más baratos.

Galicia es una comunidad abocada a un crecimiento del gasto en farmacia para los próximos años, pues el envejecimiento poblacional explica que desde 2003 hasta hoy haya crecido nada menos que doce millones el número de recetas, un 21 % en valores relativos. De hecho se gasta más, casi veinte millones de euros en todo este tiempo, desde los 656 millones del 2003 a los 674 millones del 2015; lo que supone casi un 3 % más en la factura de la botica.

SONIA GARCÍA ÁLVAREZ-ACMFarma, Expertos en Gestión Patrimonial de Oficinas de Farmacia




Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies