1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Drásticos recortes en farmacia del 12,5%

El pasado mes de octubre el Gobierno Británico anunció recortes en la partida presupuestaria destinada a la financiación de la farmacia comunitaria en Inglaterra. Dichos recortes, que se llevarán a cabo en los próximos dos años (1,5 millones de euros hasta marzo de 2017, un total del 12,5%), supondrán el cierre de aproximadamente un tercio de las farmacias británicas. Esta situación se debe a que en Reino Unido la oficina de farmacia está financiada en un 90% por su Sistema Nacional de Salud (NHR), lo que les permite disponer de numerosos servicios.

Entre los servicios financiados más habituales se encuentran la revisión del uso de la medicación (RUM), destinado a aquellos pacientes que toman más de dos fármacos diarios, la vacuna de la gripe, o el servicio de asesoramiento sobre nuevos tratamientos y medicación (NMS), cuya finalidad es la supervisión y seguimiento de la medicación por posibles efectos adversos.

Hasta el momento, la oficina de farmacia recibía un pago fijo por receta dispensada (excepto por los menores de 16 años y mayores de 60 años), el pago del establecimiento y cuatro pagos repartidos por los servicios farmacéuticos ofrecidos (el honorario profesional, el pago de la práctica, el pago por dispensación de repetición y el pago mensual del servicio de prescripción electrónica (EPS)).

Tras el anuncio de los recortes en el sistema de financiación pública, estas cuatro tarifas se sustituirán por una sola que denominarán tarifa de la actividad (SAF). La nueva tarifa puede suponer un recorte de 1,3 euros (1,13 libras) por unidad desde diciembre de 2016 a marzo de 2017, y se espera que aumente hasta 1,43 euros (1,24 libras) en los próximos años. Respecto al pago del establecimiento, éste se eliminará progresivamente (un recorte del 40% hasta abril de 2017) hasta su total desaparición prevista para 2020.

Nuevo paquete de financiación del NHS para “pagos de calidad”

Tras el anuncio de los recortes, el Sistema Nacional de Salud del Reino Unido ha propuesto un paquete de financiación para la farmacia comunitaria por el que destinará 75 millones de libras (88 millones de euros), para lo que han denominado “pagos de calidad”. Según ha anunciado El Global en su entrevista con la farmacéutica de BOOTSCathy Flippance, se trata de una especie de programa de puntos que los boticarios deberán ganar para percibir financiación del NHS. Según explica la farmacéutica para ganar estos puntos es necesario alcanzar cuatro criterios, además los farmacéuticos disponen de 100 puntos si cumplen con unos criterios extra. Tareas como completar una formación en primeros auxilios o rellenar un cuestionario de pacientes en los últimos 12 meses, supondrán inicialmente 64 libras, según explica la boticaria de BOOTS. Para controlar este sistema se establecerán dos revisiones (en abril y noviembre), por lo que las farmacias deberán implantar este sistema con rapidez ya que la primera revisión se producirá en a penas 2 meses.

Como anunciaban las Asociaciones de farmacias del Reino Unido “el efecto podría ser más fuerte sobre las oficinas de farmacia pequeñas o independientes, ya que tendrán que luchar más para implementar las economías de escala que las empresas más grandes son capaces de desarrollar”. En el otro lado Cathy Flippance reconoce, “nosotros al ser parte de un gran grupo no sentiríamos el impacto inmediatamente”.

El funcionamiento de las farmacias en el Reino Unido

A pesar de que el sistema sanitario del Reino Unido funciona de forma muy similar al sistema de la Seguridad Social española, el sector de la farmacia comunitaria es una excepción.

A diferencia de las boticas españolas las oficinas de farmacia inglesas, llamadas “Pharmacy” o “Chemist”, en su mayoría son cadenas cuyo funcionamiento se asemeja al de un supermercado, donde los medicamentos sin receta están organizados en estanterías por pasillos para su autoservicio. Aunque todavía existen pequeños dispensarios operados por farmacéuticos independientes, el grueso del negocio está repartido por las cadenas “BOOTS” (con más de 2500 farmacias)  y “THE CO-OPERATIVE PHARMACY” (con 800 farmacias).

Como decimos, muchos medicamentos se pueden adquirir sin receta en cualquier supermercado, estanco y off-license, por otra parte las prescripciones o “Prescriptions” solo se pueden adquirir mediante receta médica (y únicamente por la cantidad exacta de pastillas que el médico haya prescrito). Además, todos estos medicamentos dispensados mediante receta tienen el mismo precio, ya prescriban 2 pastillas o 20.

Otra particularidad interesante es que en el Reino Unido no existen las farmacias de guardia, tienen un horario establecido de 09:00 a 18:00, aunque si es cierto que existen las farmacias conocidas como late night pharmacies o midnight pharmacies que están abiertas hasta la media noche.

SONIA GARCÍA ÁLVAREZ-ACMFarma, Expertos en Gestión Patrimonial de Oficinas de Farmacia




Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies